Superior
¡Feliz día, Pa! - Alfredo Barrios
fade
3912
single,single-post,postid-3912,single-format-standard,eltd-core-1.0,alfredo barrios-ver-1.0,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-grid-1300,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-vertical,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¡Feliz día, Pa!

11008443_10153111385487961_4974481244330807876_n

¡Feliz día, Pa!

Una de las más grandes alegrías para un hombre es ser llamado papá. Cuando se toma esta asignación divina con responsabilidad, esta corta palabra de cuatro letras le imprime a la vida un gozo y una satisfacción únicos.

La vida cambia, se vuelve más apasionante porque ahora el enfoque de la vida misma cambia, máxime cuando sabemos que estamos levantando una descendencia para Dios.

Comprendemos que sin ser perfectos debemos modelar una vida que inspire a nuestros hijos, que los lleve a amar a Dios, la familia y así mismos.

Los sueños personales se desplazan para que tomen lugar los sueños de Dios con nuestros amados hijos.

Así como Dios nos hace participes de su triunfo en la cruz, nuestro hijos nos hacen participes de sus triunfos. Triunfos pequeños y grandes.

¡Feliz día, Pa! Es la forma como Felipe y Andrés me dicen acompañando su bendición de muchos besos y abrazos.

Hoy en particular extrañé profundamente como lo hacía Feli. Por ahora no está. Aunque mi esposa me envió la fotografía del año pasado donde Feli aparece conmigo, ¡mi corazón fue conmovido hasta las lágrimas!

Pa, Pa, Pa….siguen resonando en mi corazón. Nunca lo olvido. Siempre lo extraño. Hoy comprendo un poco más a mi Señor Jesucristo y creo que Él entiende a la perfección mi dolor.

El libro de Dios dice: «Mi alma está destrozada de tanta tristeza, hasta el punto de la muerte.» Marcos 14:34 NTV.

Así es como esta mi alma, destrozada por el dolor, la pena y la tristeza. Sin embargo sé que las vidas estropeadas por la tristeza, mi Señor las rehace, las vuelve a componer para que sigamos enamorados y fieles a nuestro Dios.

He aprendido que Jesucristo quien es el perfecto amor, ama de manera perfecta. La partida de nuestro hijo no es una imperfección de su amor, sin comprenderlo totalmente pero creyendo de corazón sé que es una expresión de su amor prefecto.

Feliz día Pa, Pa, Pa, Pa…….. Gracias mi Dios, gracias mis hijos.

Sin comentarios

Pujar un comentari